Loading...
info@rflcargo.com 978 035 035 LinkedIn

Los diferentes tipos de vehículos en la cadena del frío

Los diferentes tipos de vehículos en la cadena del frío

Los diferentes tipos de vehículos en la cadena del frío

La cadena de frío en logística requiere un conjunto de procedimientos de transporte, manipulación, almacenaje y distribución para mantener, en todo momento, las condiciones ambientales que se requieren, tal y como hemos hablado alguna vez. Por otro lado se trata de un sector que necesita de una tecnología específica que también hemos tratado ya que, no hay que olvidar que la industria del frío supone un volumen de negocio de 200 millones de euros y está formado por más de un centenar de empresas en España.

En RFL, como especialistas en transporte refrigerado, nos encargamos de ofrecer soluciones a medida para este tipo de cargas y son conceptos que tenemos muy presentes.

En cuanto a los vehículos, no todos los medios de transporte son adecuados para transportar productos perecederos, ya que siempre se debe preservar la cadena de frío. Con la misión de controlar la temperatura constante que establece la ley se puede distinguir los diferentes tipos de vehículos:

  • Vehículo isotermo. Cuenta con un habitáculo dotado de paredes aislantes, incluyendo suelo, puertas y techo. Gracias a ello se reduce considerablemente el intercambio de calor entre el interior y el exterior.
  • Vehículo frigorífico. Cuenta con tecnología de producción de frío que permite reducir la temperatura interior y de mantenerla siempre dentro de un intervalo de entre 12 y -20 °C, en función del tipo de vehículo utilizado.
  • Vehículo refrigerado. Es un tipo de vehículo que ayuda a disminuir la temperatura del interior del habitáculo y de conservarla para una temperatura exterior media de entre 30 y -20 °C.
  • Vehículo calorífico. Dispone de un dispositivo que genera calor y que implica aumentar la temperatura del interior y mantenerla durante 12 horas a una temperatura constante y nunca por debajo de los 12 °C.

En todos los vehículos especiales para transporte frigorífico existen aspectos comunes que se deben tener presente como la limitación de la capacidad, el peso y las medidas, la necesidad de optimizar el combustible y la seguridad. Además todos los vehículos deben seguir siempre la normativa que establece el Acuerdo Internacional de Transporte de Mercancías Perecederas (ATP).

El ATP, el acuerdo internacional desde 1970

El “Acuerdo sobre transportes internacionales de mercancías perecederas y sobre vehículos especiales utilizados en este transporte” (ATP) se firmó en Ginebra en septiembre de 1970. La normativa establece cómo deben transportarse los alimentos perecederos, qué requisitos deben cumplir los vehículos especiales o los procedimientos de control para asegurar su cumplimiento. El objetivo es garantizar al consumidor final que los alimentos lleguen en condiciones adecuadas. A lo largo del tiempo el texto se ha actualizado mediante varias enmiendas, y, desde 2016, cuenta con 50 países firmantes, la mayoría de los cuáles se encuentran en Europa o Asia Central.





La llamada es completamente gratuita. Horario de llamadas de Lunes a Viernes de 9am a 6pm.