Loading...
info@rflcargo.com 978 035 035 LinkedIn

La cadena de frío en los productos perecederos

La cadena de frío en los productos perecederos

La cadena de frío en los productos perecederos

La cadena de frío en logística se refiere al conjunto de procedimientos de transporte, manipulación, almacenaje y distribución de un producto, en los que se mantienen en todo momento unas condiciones ambientales y de temperatura controladas dentro de unos intervalos definidos.

Gracias a los tratamientos de frío y a la aparición de almacenes, vehículos y contenedores refrigerados, la vida útil de los productos perecederos se puede prolongar lo suficiente como para permitir grandes trayectos garantizando su calidad y sus cualidades sanitarias. Dentro del campo de la logística, el transporte de productos perecederos sigue siendo el que implica un mayor número de desafíos, ya que entran en juego, no solo factores económicos u operativos, sino también de sanidad y seguridad alimentaria.

¿Por qué es importante la cadena de frío?

Cuando transportamos productos perecederos, mantener una temperatura constante a lo largo de toda la cadena logística es fundamental, principalmente por dos factores.

  • El frío, cuando se utiliza dentro de los parámetros adecuados, es uno de los mejores métodos para ralentizar el deterioro los alimentos y su maduración, con lo que se consigue alargar su vida útil y que lleguen al punto de venta en su punto óptimo.
  • La mayoría de los microorganismos perjudiciales para la salud ralentizan su metabolismo a bajas temperaturas. De esta manera, el frío actúa evitando que proliferen en los alimentos bacterias y gérmenes. Es por ello que una cadena de frío que permanece intacta durante todo el trayecto minimiza los posibles riesgos de intoxicaciones alimentarias.

¿Qué factores afectan a la cadena de frío?

Puesto que estamos hablando de productos de origen animal o vegetal sometidos a procesos biológicos, el transporte refrigerado o congelado está expuesto a muchos más factores que van a determinar que el producto llegue en óptimas condiciones a su destino.

La distancia

Normalmente cuanto mayor sea la distancia a recorrer por un producto, más costoso será mantener estable la cadena de frío. Los grandes tránsitos implican muchas veces el cambio de medios de transporte, manipulaciones intermedias, uso de equipos frigoríficos más complejos…situaciones que multiplican el riesgo de que se pueda producir alguna incidencia o rotura de la cadena de frío y que nos obligan a efectuar un control mucho más riguroso y escrupuloso.

El tiempo

El tiempo es un elemento que juega siempre en contra de los alimentos perecederos. Se calcula que la mayoría de productos frescos consumen la mitad de su vida útil en tránsito desde el proveedor al minorista. Esto implica que cualquier fallo en la cadena de frío puede suponer que un producto no consiga llegar a la fecha de entrega estipulada en perfectas condiciones.

Los recursos

Tanto los equipos como los almacenes, vehículos e instrumentos que se utilizan para la logística del frío están adaptados y especializados para preservar la cadena de frío. En consecuencia, la logística de perecederos suele generar muchos más costes que la de carga general.

En comparación con muchas otras cadenas de suministro de productos, la cadena de suministro de productos perecederos debe ser más rápida, debe manejar los productos con más cuidado, utilizar métodos más especializados y costosos, y centrarse más intensamente en la calidad en cada etapa del trayecto desde el productor hasta la tienda minorista. Por todo ello si estamos interesados en la importación o exportación de productos perecederos es importante ponernos en las manos de una transitaria especialista en transporte refrigerado como RFL Cargo.





La llamada es completamente gratuita. Horario de llamadas de Lunes a Viernes de 9am a 6pm.