Loading...
info@rflcargo.com 978 035 035 LinkedIn

Las claves para exportar vino a granel

Las claves para exportar vino a granel

Las claves para exportar vino a granel

Con 22,1 millones de hectolitros anuales, España es el primer exportador mundial de vino. De toda esa cantidad, más de la mitad (12,6 millones de hectolitros) se han conseguido al exportar vino a granel, y principalmente a países de la Unión Europea siendo Francia uno de nuestros mejores clientes.

Pese a que el vino destinado a un segmento premium tradicionalmente se ha transportado embotellado, cuando hablamos de producto destinado al gran consumo el transporte a granel de vino puede presentar grandes ventajas. Además, las recientes mejoras en la tecnología de almacenamiento, las instalaciones de manipulación y los protocolos de calidad han contribuido a una mejor conservación de la calidad y las propiedades organolépticas del vino y, en consecuencia, a un uso más amplio del vino a granel, que cada vez está siendo más utilizado en todos los segmentos.

Métodos para el transporte de vino a granel

Para el transporte de vino a granel se dispone de diferentes tipos de embalajes y contenedores. Los dos más comunes son:

  • Los tanques flexibles (flexitanks): se trata de bolsas de material plástico desechables destinadas a ser instaladas en un contenedor de transporte estándar de 20 pies. Al estar hechos de plásticos son mucho más económicos y fáciles de encontrar que un tanque convencional. Se trata de dispositivos de un solo uso con lo que se ahorra el coste de limpieza y se garantiza que no va a existir la posibilidad de contaminación cruzada.
  • Los contenedores ISO para graneles líquidos: son tanques de acero reutilizables enmarcados en una estructura con dimensiones similares a las de un contenedor ISO estándar. Al ser reutilizables necesitan ser limpiados entre embarques. Los tanques ISO ofrecen todas las ventajas de los tanques flexibles, pero son más contaminantes y caros en el transporte debido a su mayor peso. Una ventaja de un tanque ISO es su fiabilidad.

Transporte de vino a granel RFL Cargo

Ventajas del transporte de vino a granel

Costes de transporte

Un contenedor estándar tiene una capacidad de 12.000 a 13.000 botellas, mientras que un flexitank estándar utilizado para el transporte a granel de vino tiene un volumen equivalente a unas 32.000 botellas de vino, con lo que puede conseguirse transportar más del doble de vino optimizando de esta manera el coste por litro transportado.

Reducción de emisiones

El transporte a granel de cualquier mercancía lleva usualmente aparejada, además de una reducción de costes en su transporte, una reducción de la huella de carbono que origina ese movimiento de mercancías. En el caso del transporte de vino a granel, este ahorro puede suponer una reducción de hasta el 40% de emisiones de Co2 a la atmósfera por litro de vino transportado.

Mejora de la Vida útil del vino

El transporte a granel retrasa el momento del inicio de la ‘vida útil’ del producto, que suele comenzar con el embotellado. Este sistema ofrece una gran ventaja al distribuidor local y el detallista, ya que les permite alargar el periodo de venta en el país de destino.

Disminución de daños y pérdidas

Las mejoras en los materiales que componen los flexitanks, han reducido significativamente la incidencia de la oxidación y la contaminación en el transporte a granel de vino. El vino a granel transportado por mar corre menos riesgo de sufrir variaciones de temperatura que el transportado en botellas. Recientes estudios han demostrado que la estabilidad respecto a los cambios de temperatura mejora con el envío a granel.Esto se debe a que un volumen más grande de líquido tiene una mayor inercia térmica que uno más pequeño.

Además, al no transportar un material de extrema fragilidad como las botellas de vidrio y sus respectivas etiquetas de papel, se reduce considerablemente el riesgo de daños, manchas y roturas en la mercancía.

Flexibilidad en la cadena de suministro

Al embotellar el producto en destino podemos adecuar el ritmo de embotellado y otras características del producto final (etiquetado, packaging, distribución…) a las necesidades reales del mercado.

  • Por razones de marketing: Uso de determinadas botellas, tapones o etiquetas hechas a medida.
  • Por motivos legales: Necesidad de análisis del producto en destino, o de etiquetados o embalajes específicos a nivel legal.
  • Por motivos técnicos: Necesidad de incluir elementos técnicos como códigos de barras, precintos especiales, o la presentación en formatos diferentes a los que se nos ofrecen en origen, como tetra bricks, botellas de plástico, monodosis…





La llamada es completamente gratuita. Horario de llamadas de Lunes a Viernes de 9am a 6pm.