Loading...
info@rflcargo.com 978 035 035 LinkedIn

Consejos para el transporte refrigerado de tomates

Consejos para el transporte refrigerado de tomates

Consejos para el transporte refrigerado de tomates

En España se cultivan alrededor de cinco millones de toneladas de tomates al año. De toda esta producción nuestro país exporta casi un millón de toneladas, lo que nos convierte en el tercer exportador mundial de tomate. Este producto, a medio camino entre la fruta y la hortaliza, posee unas particularidades que deben tenerse en cuenta si queremos transportarlos adecuadamente.
Desde RFL, como expertos en el transporte internacional de productos agroalimentarios, hemos identificado una serie de puntos clave que no deben olvidarse.

Elegir el contenedor adecuado para transportar tomates

Como sucede con la mayoría de frutas y hortalizas, el transporte en contenedor marítimo refrigerado tipo reefer es la mejor opción si queremos enviar tomates garantizando que se conserven de manera óptima para llegar en el punto justo de maduración hasta el cliente. Los reefer son contenedores frigoríficos que cuentan con sistemas de refrigeración y ventilación autónomos.

Recolectar el tomate en el momento óptimo

El tomate es un vegetal climatérico, lo que implica que una vez recolectado sigue respirando, produciendo etileno y por lo tanto madurando. Para trayectos largos suele recolectarse todavía verde para que pueda ir madurando durante el trayecto.

Evitar mezclar los tomates con otras frutas climatéricas

Frutas como la manzana, el plátano o el melocotón, que también son climatéricos desprenden etileno durante su proceso de respiración. Por este motivo debe evitarse el transportarlos en el mismo contenedor ya que podrían producir una maduración prematura del tomate.

Una rápida fase de enfriamiento

Un rápido enfriamiento desde que el tomate se cosecha hasta que se introduce en el contenedor reefer facilita que el producto mantenga todas sus propiedades. Los contenedores reefer generalmente están diseñados para mantener la temperatura de los productos que se introducen en ellos y no para bajarla. Se ha de tener en cuenta que por tanto, cualquier producto refrigerado deberá ser preenfriado a la temperatura requerida antes de ser cargado en el contenedor. El enfriamiento por aire forzado suele ser el más rápido y el que garantiza un menor riesgo de dañar al tomate.

Mantener unas condiciones de temperatura y humedad adecuadas

Gracias a la tecnología que incorporan los contenedores refrigerados reefer, podemos controlar la temperatura y el grado de humedad de los tomates. De esta manera podremos conseguir, o bien una maduración controlada, manteniéndolos a una temperatura cercana a los 20 grados, o por el contrario prolongar su vida verde para el almacenamiento, manteniendo una temperatura que ronde los 12 grados.

Utilizar el embalaje adecuado para transportar tomates

Los tomates necesitan un ambiente fresco, seco y bien ventilado para aguantar el transporte en perfectas condiciones. Para transportar el tomate pueden utilizarse diferentes tipos de embalaje, tanto abiertos como cerrados, pero siempre garantizando que queden firmemente sujetos. Dado que se trata de una carga especialmente sensible a golpes los paquetes deben estibarse sin dejar espacios vacíos dentro del contendor para evitar golpes, caídas o movimientos de la carga.

Usar atmósferas controladas

Los equipos reefer permiten utilizar técnicas de atmósfera controlada. De esta manera modificando la composición del aire del interior del contenedor y controlando su humedad, ventilación y temperatura podemos prolongar la vida de los tomates. Aunque estas proporciones varían en función de la variedad y su estado de madurez, el almacenamiento en un 3% de O2 y un 97% de N2 a 13 grados puede alargar la vida de una carga de tomates hasta 6 semanas sin que se perjudique su sabor.

Estos son tan solo algunos de los puntos básicos que deben tenerse en cuenta a la hora de transportar tomates de manera refrigerada. Condiciones como los países de destino y origen, la variedad de los tomates o la cantidad del cargamento a transportar hacen necesario un estudio concreto de cada caso para garantizar que el producto llegue a su destino en las mejores condiciones.

En RFL como expertos en logística de perecederos te podemos aconsejar y elaborar un plan logístico a medida en función de tus necesidades.





La llamada es completamente gratuita. Horario de llamadas de Lunes a Viernes de 9am a 6pm.