Loading...
info@rflcargo.com 978 035 035 LinkedIn

El transitario: Un experto en logística internacional

El transitario: Un experto en logística internacional

El transitario: Un experto en logística internacional

El transitario es un profesional especializado con un amplio conocimiento del transporte internacional. Su misión consiste en hacer llegar cualquier mercancía a cualquier lugar del mundo. Es una figura conocida también bajo el término de agente de carga internacional, ya que se encarga de planificar el transporte internacional de mercancías.

Coloquialmente se suele decir que un transitario es un agente de viajes que en lugar de trabajar para personas lo hace con mercancías. Sin embargo, su función va mucho más allá, ya que además de realizar todas las gestiones para el envío de las mercancías, los transitarios cada vez más están asumiendo otras funciones que los convierten en auténticos operadores logísticos integrales al servicio de las empresas.

¿Qué es un transitario?

La figura del transitario está regulada por la ley 16/1987 de Ordenación del Transporte Terrestre (LOTT) y sus posteriores reglamentos y modificaciones. Aquí se define a las empresas transitarias como:

“Empresas especializadas en organizar, por cuenta ajena, transportes internacionales de mercancías, recibiendo mercancías como consignatarios o entregándolas a quienes hayan de transportarlas y, en su caso, realizando las gestiones administrativas, fiscales, aduaneras y logísticas inherentes a esa clase de transportes o intermediando en su contratación”.

Por este motivo para el transitario es clave contar con una sólida formación en comercio internacional y contar con una extensa red de colaboradores y contactos por todo el mundo. Generalmente son transitarios de otros países que colaboran para gestionar el traslado de la mercancía mientras se encuentra en sus respectivos territorios.

¿Qué hace un transitario?

Aunque existen transitarios especializados en determinadas operaciones, productos o medios de transporte, por lo general un transitario está capacitado para llevar a cabo y planificar todas las necesidades del transporte desde el punto de partida de la mercancía, hasta su destino final.

El transitario conoce la naturaleza general y las características de las mercancías a transportar. También estudia los itinerarios más apropiados y los diferentes medios de transporte, y elige las mejores soluciones en función de los costes, los tiempos y la seguridad; por tierra, mar y aire.

Antes de comenzar el trayecto

La labor del transitario comienza cuando su cliente se pone en contacto con él porque necesita que su mercancía sea transportada a nivel internacional.

  • El transitario, en primer lugar analizará y estudiará el tipo de mercancía a transportar, para conocer qué necesidades logísticas deberán cubrirse.
  • En segundo lugar realizará un estudio sobre cuál es la ruta más conveniente y qué medios de transporte se deben utilizar para conseguir aquella combinación que consiga el menor tiempo de viaje con el mejor precio posible.
  • El transitario además puede aconsejar al cliente sobre las condiciones más favorables de venta, gracias al conocimiento que tiene de los inconterms, que son las reglas básicas por las que se rige el transporte a nivel internacional y que regulan, principalmente quién se responsabiliza de la mercancía en cada uno de los puntos de la cadena logística que atraviesa una carga desde el origen hasta el destino final.
  • El siguiente paso será la redacción y tramitación de los diferentes documentos y contratos de transporte que serán necesarios a lo largo de todo el proceso. De entre todos ellos uno de los más importantes es el Bill of Landing, o conocimiento de embarque.

Preparando la carga

El transitario debe velar por la integridad y la seguridad de la mercancía mientras ésta se encuentre a su cargo. Por este motivo asesorará a su cliente en cuál es el modo más adecuado de embalar y empaquetar sus productos para garantizar que llegan al destino en perfecto estado.

En este punto se tienen en cuenta, no solo el peso y las dimensiones de la mercancía, sino también el tipo de modelo de transporte utilizado, el número de escalas a realizar y la naturaleza de los productos que se están transportando.

Seguros

El transitario domina las diferentes modalidades de seguros que existen en función del tipo de mercancía, país de destino y modo de transporte. Normalmente los transitarios tienen acuerdos con diferentes compañías de seguros que les permiten emitir con rapidez los seguros necesarios para cada tipo de operación ahorrando trámites, tiempo y dinero. Además otra de sus funciones es la de asesorar al cliente en caso de necesitar hacer efectiva cualquier tipo de reclamación.

Grupajes

Los transitarios también pueden realizar labores de grupaje, para favorecer el transporte de pequeñas cargas a aquellos clientes que no consiguen volumen suficiente para llenar un contenedor de mercancía. El transitario se encargará de agrupar en sus instalaciones pequeñas cargas de diferentes clientes para posteriormente transportarlas en un único contenedor. Una vez en el país de destino, uno de sus colaboradores se encargara de volverlas a desagrupar para hacerlas llegar a su destinatario final.

Gestión de aduanas

Cuando la mercancía debe pasar la frontera y completar los trámites aduaneros el transitario, en colaboración con su agente de aduanas, se encarga de la gestión del despacho de aduanas. Como profesional conoce las normativas de cada país y está al corriente de cómo debe cumplimentarse cada uno de los documentos necesarios.

Estas son solo algunas pinceladas de lo que un transitario puede hacer por su empresa. En RFL somos transitarios expertos en el transporte internacional de mercancías refrigeradas, productos agroalimentarios y mercancía seca en general. No dude en contactar con nosotros y seremos su partner logístico de confianza.





La llamada es completamente gratuita. Horario de llamadas de Lunes a Viernes de 9am a 6pm.