Loading...
info@rflcargo.com 978 035 035 LinkedIn

El picking en la cadena logística

El picking en la cadena logística

El picking en la cadena logística

El picking es uno de los pasos más importantes cuando se realiza la preparación de pedidos en un centro de distribución. Técnicamente entendemos por picking el acto de manipular una mercancía en el interior de un almacén, extrayéndola de una unidad superior de almacenamiento para despacharla. En un sentido más amplio el picking incluye todo el proceso de preparación de un pedido para su posterior distribución.

La clave para conseguir un proceso de picking eficiente se encuentra en conseguir un bajo coste por unidad servida y una entrega lo más rápida y directa posible hasta el destinatario final. Sin embargo, aunque no todas las empresas tienen las mismas necesidades, la importancia del picking en el panorama económico actual es cada vez más notable por varios motivos:

  • El consumidor poco a poco está variando sus hábitos. Utiliza el punto de venta físico para probar y elegir los productos y finalmente los acaba pidiendo por internet.
  • Fruto de este nuevo comportamiento y dado que venimos de un contexto de contención económica, los minoristas quieren contar con el mínimo stock posible en sus puntos de venta y por lo tanto prefieren realizar pequeños pedidos muy frecuentes, a grandes pedidos en una única entrega.
  • Con el auge del comercio electrónico las empresas se enfrentan a un altísimo volumen de pedidos, compuestos de pequeñas cantidades, con una altísima frecuencia y con una exigencia de agilidad y rapidez que puede llegar a marcar la diferencia para que un consumidor repita.

Puntos clave para planificar el Picking

Lo primero que debemos tener en cuenta a la hora de trazar un sistema de picking es tener identificado nuestro patrón de demanda. Aunque dos empresas se dediquen a distribuir productos similares, su sistema de picking puede ser totalmente distinto en función de su patrón de demanda. En este punto influirán variables como el número de pedidos diarios, cantidad de referencias en nuestro almacén, periodicidad de los pedidos, características de los artículos más demandados, etc…

En segundo lugar hemos de decidir el tipo de sistema tecnológico que estemos dispuestos a implantar en nuestras instalaciones:

  • El picking más sencillo es el que utiliza un sistema operario a producto. En este caso el operario se mueve por el almacén recogiendo los productos de los diferentes pallets, estanterías o módulos de almacenamiento. Para ello puede utilizar diferentes herramientas como cestas, carritos, carretillas, elevadores… Es el más habitual para almacenes con un nivel de referencias moderado y una densidad baja de pedidos.
  • Para almacenes en los que existe una mayor demanda de pedidos, existen sistemas de líneas de picking en los cuales la caja (embalajes, perchas, sobres, gavetas…) llega hasta el operario a través de una cinta transportadora. Y el operario va introduciendo en ella los diferentes productos.
  • Con el avance de la tecnología han ido apareciendo progresivamente los sistemas de picking conocidos como producto a operario. En este caso el personal se sitúa en su puesto de trabajo y son los productos los que se le hacen llegar a través de diferentes sistemas como pueden ser, cintas transportadoras, estanterías verticales, toboganes, estanterías móviles inteligentes o robots. Estos sistemas, gracias a las ventajas de una gestión totalmente informatizada, permiten realizar labores de picking en almacenes con más de 20.000 referencias distintas con un margen de error prácticamente inexistente.

El sistema de información es otro de los factores que influyen notablemente a la hora de conseguir minimizar el coste del picking y aumentar la velocidad de despacho de las mercancías. El modo en el que se controla y organiza todo el flujo de información que genera un proceso de picking (órdenes, listas de picking, albaranes, informes de entrega, tracking…) es vital para evitar retrasos, pérdidas y falta de calidad.

Para coordinar todo el proceso de picking en medianos y grandes almacenes existen diferentes sistemas que combinan software informático con el trabajo humano. Los más utilizados son los sistemas visuales mediante luces, los auditivos, en los que el operario recibe las indicaciones a través de un transmisor o los que utilizan lectores de códigos y realidad aumentada.

En RFL somo especialistas en logística integral y podemos ayudarte implantar en tu negocio un sistema de picking y distribución adecuado a los objetivos de tu negocio.





La llamada es completamente gratuita. Horario de llamadas de Lunes a Viernes de 9am a 6pm.